Aerotermia, un sistema de calefacción eficiente

Aerotermia, un sistema de calefacción eficiente

La aerotermia es un sistema muy diferente a otros empleados, como la caldera. Es una opción innovadora, por lo que es muy natural que surjan gran cantidad de dudas antes de decidir su instalación en tu hogar.

¿Qué es aerotermia?

Se trata de un innovador sistema de climatización, cuya tecnología emplea la energía del aire, principalmente, con el objetivo de climatizar las áreas, es por ello que se considera como una fuente de energía limpia y de elevada eficiencia.

Aplica para la climatización, tanto en aire acondicionado como en calefacción, también se emplea para la producción de agua caliente sanitaria.

¿Cómo funciona éste sistema?

Los sistemas que conforman la aerotermia consisten en bombas de calor modernas, con tecnología de última generación, con la particularidad de aportar refrigeración durante el verano, calefacción en el invierno, y si te apetece, agua caliente disponible las 24 horas del día, todos los días del año, como el servicio de un cerrajero Sant Cugat profesional.

En síntesis, la aerotermia debe cumplir algunos procesos para realizar con eficiencia sus funciones.

  • La atmósfera recibe energía del sol, por lo que adquiere una determinada temperatura, como sabemos, durante el verano son muy elevadas y en invierno, son bajas, en cuanto al otoño y la primavera, sus temperaturas no son tan marcadas.
  • La tecnología con la que trabaja la bomba de calor captura la energía que emite el sol en la atmósfera y se emplea al inmueble, con ayuda de una unidad exterior, que la traslada a una unidad interior.
  • Así, la unidad interna genera calefacción durante los meses fríos, y en el verano envía el calor del interior de la casa al exterior, produciendo el efecto del aire acondicionado. En cualquier caso, siempre calentará el agua sanitaria.

Ventajas y desventajas de la aerotermia

Al igual que cualquier otro equipo tecnológico, la aerotermia tiene ventajas y desventajas. Hoy damos a conocer las más destacadas, para que las evalúes, antes de tomar una decisión, respecto a la adquisición de éste sistema.

Ventajas

  • La mayor parte de energía que requiere para funcionar, la obtiene del ambiente, estamos hablando de aproximadamente un 70%, mientras que la diferencia, proviene de tu servicio eléctrico.
  • Debido a su sistema de operación, es una energía renovable, por lo tanto, sostenible.
  • Equipo de alto nivel de eficiencia energética.
  • Lo puede utilizar durante todos los meses del año.
  • El coste por mantenimiento es bastante bajo, ya que el sistema no genera humo, ni ningún tipo de residuos.
  • La instalación es muy sencilla.
  • No requiere el suministro de otros combustibles, así que su hogar podría funcionar únicamente con el contrato de energía eléctrica.
  • Puedes combinar sus salidas en la vivienda, por ejemplo radiadores, suelo radiante, entre otros.

Desventajas

  • Requiere de una elevada inversión inicial.
  • Por lo general, la instalación de este tipo de sistemas requiere el incremento de la potencia de electricidad contratada.
  • No es recomendable en zonas muy frías, ya que su rendimiento es considerablemente bajo.
  • Utiliza una unidad externa, la cual puede ser un poco difícil de ubicar y afecta la estética del hogar.
error: Content is protected !!